jueves, 19 de abril de 2012

Niebla

Niebla, estiro mis manos.
Acaricio el vacío queriendo rozarte,
Sólo encuentro la eternidad de la nada.
Respiro el poco aire que queda,
Intentando rastrear tú aroma.
Me pierdo y caigo,
No son tus brazos mi refugio.
Vuelve.



2 comentarios:

  1. Que bonito escribes!!aunque no lo quieras reconocer!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me conformo con leer comentarios como el tuyo, gracias...

      Eliminar